Soliloquio inconexo: Síndrome de abstinencia Esto lo escribí hablando en soledad... Es sólo un compendio de varias frases sueltas, en el más puro sentido de catarsis... simplemente desc...

Soliloquio inconexo: Síndrome de abstinencia

Esto lo escribí hablando en soledad... Es sólo un compendio de varias frases sueltas, en el más puro sentido de catarsis... simplemente descarga emocional...

Soledad. ¿Qué era la soledad? La soledad es aquello que siento al estar con ellos.
Lo que siento al contemplar sus rostros.

Be more social, sé más social.

¿Social?

Me doy cuenta que el sentir sin aquellas pastillas es, diría yo hasta más aterrador que antes.

Voces... no son voces, es mi propia voz golpeándome la mente.

¿Angustia? ¿Es acaso ese el nombre del sentimiento que oprime el pecho y apenas deja respirar? ¿Pero por qué?

¿Sólo una semana sin esas pastillas... quizá dos... y ya estoy así?

Recordar. No quiero recordar, me hace mal.

Pero ¿cómo no recordar lo que no se puede borrar?...

¿Y si me hubiera casado con ella?

Sé que repetir y repetir lo mismo de siempre hace daño al alma, pero me he quedado pensando… ¿y si me hubiera casado con ella?

Teníamos muchísimas cosas en común, éramos prácticamente el uno para el otro, era mi media frutilla (como diría ella en alguna ocasión)

¿Pero qué pasó?. Ella le engañó a su novio… conmigo. Y si se acostó conmigo no siendo yo su novio, siendo otro, me rondaba la cabeza, ¿me haría lo mismo si me hubiera casado con ella? O si le hubiera dejado a él por mí (cosa que incluso imaginarlo era lo más remoto en aquel entonces y mucho más ahora que seguro ya tienen hijos y todo) y simplemente fuera mi novia, ¿estaría yo completamente seguro?

Lo único que es seguro es que me fustigarían los celos, me carcomerían hasta las tripas y el alma.

Es que le amaba demasiado. La sigo amando, en realidad, desde lo lejos, a pesar de todo el tiempo pasado y todo el daño que me causó.

Si ya todo está perdido, entonces, ¿por qué seguir pensando en eso?

¿Pensar en otras? Pero si ni siquiera puedo "pensar".

Andate a las reuniones, habla con la gente, aprende más...

Estoy solo, que puedo decir...

Vacío... Se constata el vacío al escribir esto. Ni siquiera puedo ya escribir.

¿Síndrome de abstinencia?

Sí. Extraña sensación que queda al dejar esas pastillas.

Es como el café. Lo tomás todos los días y luego de repente lo dejás... y... un tornillo en el cerebro. Pero en mi caso es un vacío en el alma.

Pero se que como el café, luego de la abstinencia viene la normalidad... O eso espero...

Al menos ahora se que hablar solo no es de locos...

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir