Chau Orkut, chau Twitter... Esta es mi despedida oficial de Orkut, Twitter, Facebook, y demás yerbas "sociales". Me despido por una "orden superior"...

Chau Orkut, chau Twitter...

Esta es mi despedida oficial de Orkut, Twitter, Facebook, y demás yerbas "sociales". Me despido por una "orden superior"...

Sigo sin entender muy bien... ¿Acaso las redes sociales son todo menos reales? ¿Qué es la realidad? ¿Un amigo virtual vale menos que uno real? ¿Cuándo lo virtual deja de ser real o se convierte en real y cuándo lo real deja de serlo?

Cierto. Como diría alguien por ahí «Tengo 200 amigos en Orkut, pero ninguno con quien salir esta noche»

Tener cientos de amigos que uno no conoce es un verdadero sin sentido.

Es tal vez sólo mi parecer. pero no creo que uno tenga que aceptar como amigo a diestra y siniestra al todo el mundo que se le cruza enfrente.

No es así en la vida real.

En el mundo real, primero se "conoce" a la persona. Luego, se "establecen vínculos"

Me recuerda a mi libro favorito, El principito, donde el Lobo le pide al Principito que le "domesticara"

Ya nadie domestica a nadie, o sea, nadie hace vínculos con nadie, todo se volvió tan "clic, clic y ya está"

Hubo una época en que los correos electrónicos se escribían como cartas. Se agregaba al comienzo el famoso "Estimado Fulano:" Había una introducción, el mensaje, y un saludo de despedida.

Ahora que el correo electrónico está a punto de desaparecer (devorado por las redes sociales) simplemente se escriben "esquelas" o mensajitos tipo SMS. Corto, y mientras más corto mejor, según parece.

Las redes sociales se convirtieron en devoradoras de expresión. Lo informal se convirtió en estándar. Lo malo y vergonzoso dejó de serlo hace tiempo.

Todo lo escrito hasta acá es tan sólo una escusa para tratar de convencerme a mí mismo de que todo lo que me dijo la psiquiatra tiene algo de razón.

No importa cual sea, Orkut, Facebook, Hi5, Sonico, Twitter, cualquiera, son variantes de la misma moneda.

Las redes sociales son herramientas creadoras de soledad. Aparentemente todos tus "amigos" están ahí. Pero no es cierto. Ninguno de ellos saldría contigo esta noche. O tomaría tereré contigo esta tarde calurosa de diciembre. O se sentaría a escuchar tus palabras, o tan siquiera tus chistes, no!

Quién sabe y esa chica rubia y de ojos claros que conociste por internet resulta ser tu propio vecino, el tal "Mario", queriéndose burlarse en tu cara. O mejor dicho, a través de pantalla.

Sé que estoy hablando al pedo, pero a algún lado quiero llegar.

Mi psiquiatra me recomendó salirme de todas las redes sociales y hacer "amigos reales". Dijo que todos esos amigos, o al menos la mayoría no son lo que parecen. A pesar de que todos a los que agregué como "amigo" en Orkut los conozco también en el Mundo Real, no son reales en cierta forma.

Si no puedo hablarle mirándole a los ojos, o si no le puedo dar la mano, entonces no puede ser mi amigo.

La verdad que no sé qué pensar ni cómo actuar. No quiero abandonar otro mi perfil de Twitter, me parece tan gratificante.

No, pero si es un engaño. Me engaño a mí mismo pensando que a alguien le importa lo que publico ahí.

¿O será que a alguien realmente le importa?

En fin, espero que, quien pase por acá, deje su comentario a esta opinión.

Actualizo esta entrada agregando un enlace a Cómo eliminar Orkut sin entrar a Orkut (para desparecer por completo del Orkut sin que duela)
que había escrito hace varios meses en mi otro blog...

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir