Fanáticos antirreligiosos: la nueva moda Hoy en día parece que la nueva moda es ser ateo y que ser creyente es ser del “viejazo”. Pero nunca te preguntaste ¿por qué el ateo se pasa ...

Fanáticos antirreligiosos: la nueva moda

Hoy en día parece que la nueva moda es ser ateo y que ser creyente es ser del “viejazo”. Pero nunca te preguntaste ¿por qué el ateo se pasa hablando de Dios, Dios, Dios, todo el tiempo si –se supone– no existe?

Es un contrasentido tan grande que cuando alguien me dice ser ateo empiezo a desconfiar de la seriedad de esa persona.

Y hablan mal de la religión, como si fuera la peor cosa del mundo olvidándose que ser religioso es algo innato, natural en el ser humano y que no serlo no lo es. Ser religioso está en la naturaleza del ser humano, negar esto es desconocimiento de varias de las ciencias que estudian al hombre.

Y suelen hablar tan mal de la religión que se convierten en lo que critican (el fanatismo o fundamentalismo religioso, por ejemplo) porque ser ateo generalmente es sinónimo de fundamentalista antirreligioso o fanático antirreligioso.

Que la religión esto, que la religión aquello, que Dios lo otro, y no paran de hablar de eso, no dejan de decir, hasta dirían tal vez “Por culpa de Dios –que por cierto no existe– llantó una de las ruedas de mi auto esta mañana”

Si realmente no existe, entonces, ¿para qué se la pasan hablando de Dios día y noche? Esa pregunta me la hago todo el tiempo.

Hace poco estaba mirando el estado de unos de mis contactos en Facebook (que no, no me gusta llamarle “amigos” prefiero contactos, y sí tengo Facebook) Y él decía más o menos que como “buen ateo” ya estaba cansado de que le traten de –usando sus propias palabras– “dejado, abandonado, a la deriva, satánico, ere eréa” solo por no creer y que él respetaba a los que creían y digamos que se sentía discriminado. Yo respondí que al contrario, somos los que creemos en Dios los que no solo nos sentimos discriminados, somos discriminados hasta el punto de ser objeto de burla por parte de agnósticos y ateos, más principalmente de estos últimos.

Y entre su repertorio de insultos está el famoso “Mirá vos, él cree en Dios, qué ‘Ignorante’ es”. ¿Creer en Dios es ser ignorante? Para mí que es al revés. Tener fe en Dios, es tener cierto conocimiento de Dios, es NO ser ignorante de las cosas de Dios y de Dios mismo. Ellos serán los ignorantes (ignoran la existencia de Dios porque simplemente prefieren decir “no existe” a intentar conocerlo). Y se las creen de eruditos por conocer de ciencia, por “razonar” –dicen ellos– y que los que creemos en Dios no razonamos, supuestamente.

Yo creo justamente porque puedo razonar, me informo, me instruyo sobre este tema o aquel otro; más estudio ciencia, más me doy cuenta de las maravillas que es capaz de hacer Dios.

No me considero ignorante, ni retrasado ni “sin pensamiento racional ni lógico” ni… y la lista de epítetos o apelativos despectivos podría seguir. ¡Todo lo contrario! Me considero privilegiado pues mediante la razón pude llegar al encuentro con Dios, ese Dios personal tan maravilloso que muchos dicen no conocer, o que no existe simplemente porque no pueden explicarlo “científicamente”. Pues ¡qué prueba más grande quieren! La grandiosa creación de Dios –que por cierto, la razón y la lógica y la ciencia dicen que tardó miles de millones de años en completarse y que sigue evolucionando pues su creación es en estado de vía– que fue hecha por sus manos.

Ahora bien, ¿cómo uno puede saber si está en frente a un fanático antirreligioso (un ateo fundamentalista)? Pues leyendo esta lista podrás reconocerlo fácilmente:

Existen los ateos razonables, dialogantes, abiertos, respetuosos y cordiales.

Y existe otro tipo de personas: los ateos fundamentalistas.

¿Cómo saber si estás frente a un ateo fundamentalista?

Puede que él sea un ateo fundamentalista si:

1 - Piensa que si un cristiano no responde a sus argumentos, es porque le asustan y no sabe contestarlos; pero si el cristiano responde a sus argumentos es porque “se siente amenazado” por ellos.

2 - Piensa que los misioneros que dejan su comodidad para ayudar a los hambrientos, empobrecidos y perseguidos del Tercer Mundo son “corruptores con dogmas religiosos occidentales de antiguas culturas tribales”; piensa esto mientras está sentado en casa quejándose del precio del BigMac o el Whopper.

3- Piensa que cualquier cristiano que afirme haber sido antiguamente ateo está mintiendo o “nunca fue un verdadero ateo”.

4 - Afirma que los crímenes y caídas de algunos cristianos que actúan de forma inconsistente con las enseñanzas de Cristo descalifican al completo edificio del Cristianismo, mientras que los crímenes y fallos de algunos ateos (que actuaron consecuentemente con el hecho de que el ateísmo no ofrece una base para una moralidad objetiva) no deben tenerse en cuenta contra la filosofía del ateísmo.

5 - Afirma que no existen categorías absolutas de bien y mal, que toda moral es meramente personal, una construcción social o evolucionada; a continuación pasa a describir el cristianismo y a los cristianos como absolutamente inmorales, repugnantes, malvados y un peligro para la humanidad. No nota ni por un segundo la hipocresía ni la monumental falta de lógica de su postura.

6 - Echa en cara a todos los cristianos cualquier noticia estrambótica sobre cristianos que circule este mes por la prensa, mientras vive con el engaño de que no existen “frikis” ateos por ahí.

7- SABE que la religión causa violencia y se lo repite a todo el mundo, esperando salvar la humanidad; por supuesto, piensa que la violencia en TV no afecta para nada a la violencia en el mundo.

8 - Para mejorar su factor fundamentalista ha decidido no estudiar ciencias sociales. Está seguro que los sociólogos son fundamentalistas cristianos camuflados, intentando potenciar una visión religiosa del mundo.

9- Piensa que tomarse la Biblia en serio es la obsesión de una franja marginal de extremistas cristianos de ultraderecha que no representan la visión de la Iglesia histórica ni del “cristianismo” liberal, ilustrado, escéptico, que según él es el que llena las iglesias. Curiosamente, estos “cristianos verdaderos”, políticamente correctos, serían los que piensan lo mismo que él.

10 - Asegura que las teorías de ciertos académicos liberales son verdades absolutas, pero se niega a debatir esos datos con cualquiera que esté igual o mejor documentado que él.

11- Se enfurece cuando algún cristiano le sugiere que él va a ir a un sitio que no cree que exista.

12- Está convencido de que la gente sólo cree en Dios por miedo al infierno... a pesar de que si no hay Dios, probablemente tampoco hay infierno.

13- Siempre critica que los cristianos pidan apoyo financiero, pero no ve problemas en que los “misioneros del ateísmo” o del laicismo radical hagan lo mismo.

14 - Para él, la “declaración de propósitos” de una web cristiana demuestra prejuicios ideológicos tan fuertes que invalidan toda la documentación y argumentación de la web; en cambio, la “declaración de propósitos” de una web atea glorificando el materialismo, naturalismo o el racionalismo exclusivista le parece neutra y aceptable.

15- Cuando un grupo de académicos de la Universidad de Sydney, Australia, incluyendo un historiador, firman un documento diciendo que “Jesucristo es una de las grandes figuras de la historia” y que su reclamación de ser Hijo de Dios “se sostiene bajo un escrutinio de cerca”, él se enfada porque es un abuso de su posición académica. Pero si el misionero ateo Richard Dawkins usa su cargo como profesor de Oxford para pontificar sobre ateísmo, religión y asuntos filosóficos ajenos a su campo (comportamiento animal), eso le parece un uso responsable de la libertad académica.

16 - Piensa que los cristianos son estrechos de miras por creer sólo en una religión, en un Dios o una verdad. En cambio, los ateos son de mente muy abierta porque no creen absolutamente en ninguna.

17 - Piensa que el cristianismo le discrimina, porque para pertenecer a esa religión se le pide ser miembro de su religión.

18 - Dice que los cristianos que entran en foros y chats ateos vienen “a meternos su religión por la garganta”, mientras que los ateos que van a foros cristianos van “sólo por educar”.

19 - Piensa que una prueba magnífica contra Dios es preguntarle por qué Él no acaba con tantas cosas horribles (violaciones, guerras, catástrofes...) pero evita preguntarse por qué Dios permite las maldades o pecados que él causa, ya que, después de todo, ¡él no cree en Dios!

20 - Está enfadado con el libro del doctor Paul Vitz “La fe de los sin padre: psicología del ateísmo”, porque un académico de la psicología ha relacionado el ateísmo con una condición psicológica. Pero no le molesta decir a los creyentes que son el producto de un lavado de cerebro, condicionamiento psicológico y “pensamiento deseado” (wishful thinking).

21 - Cree que la teoría de Freud de que todas las experiencias religiosas son autoengaños es la más revolucionaria y verdadera de todos los tiempos. Pero cuando le recuerdan que Freud abusaba de la cocaína insiste en que “no se puede demostrar”.

22 - Está convencido de que todos los cristianos son idiotas. Cuando él encuentra un extraño caso de cristiano que es evidentemente inteligente, él deduce que los idiotas le engañaron para que creyera.

23 - Piensa que las palabras “cristiano” y “mentalmente sano” se excluyen mutuamente.

24 - Está satisfecho de carecer de todo prejuicio, no como el típico cristiano sociópata.

25 - Dice que los satanistas son cristianos, “porque adoran a un dios cristiano, ¿no?”

Si esa persona piensa así probablemente estás frente a un ateo fundamentalista.

Imagen: Flickr
Lista basada en un divertido test que encontré aquí

Actualización:
Agrego estos enlaces que dejó en los comentarios un católico políticamente incorrecto ;)

Seguí al blog en @CatarsisH