¡Cuanta soledad! Cuant o yo h e quer ido d e s d e q ue era niño ten er alg ú n am i g o con quien yo convers ar... Ah o ra e st oy so l o , c om...

¡Cuanta soledad!



Cuanto yo he querido
desde que era niño
tener algún amigo
con quien yo conversar...

Ahora estoy solo,
completamente solo;
me siento tan vacío
en esta soledad.

¡Oh cuánta soledad
en esta cuidad!
¡Tan solo me siento
en esta ciudad!

Estoy agonizando...
por dentro estoy muriendo.
Yo me siento sumido
en esta oscuridad.

Luego yo me pregunto:
Por q haber nacido
si solo he sufrido
en esta soledad?

Porque estoy convencido:
yo me siento vencido,
por dentro consumido
por esta soledad.

Ahora más que nunca
un miedo que asusta,
destroza y disgusta
me llena de ansiedad.

Y en esta agonía,
yo sin la simpatía
de una compañía...
me muero en soledad...

Ahora, suplicante
estoy en este instante,
gritando incesante:
¡ya no más soledad!
Imagen: via

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir