Nuestra hora Es solo un instante lo que te pido; una hora tan solo de tu larga vida; un solo momento para estar contigo; un momento nuestro, solo tuyo...

Nuestra hora

Es solo un instante lo que te pido;
una hora tan solo de tu larga vida;
un solo momento para estar contigo;
un momento nuestro, solo tuyo y mío.
Que nadie nos mire
y que nadie escuche lo que yo te digo.
Hagamos la cita para algun paraje
despoblado y solo,
donde no haya gente, donde no haya ruido,
donde no perturve nuestro gran momento
ni voz ni sonido.
Donde solo el eco de tu dulce acento,
musica divina, llegue a mis oidos.
Vámonos a un sitio donde estemos lejos,
donde estemos solos y muy escondidos.
En un mundo nuevo, hecho a nuestro antojo;
en un mundo nuestro, solo tuyo y mío.
Que nadie le cuente de nuestra escapada,
que nadie le diga que te vio conmigo;
que guarde el secreto de nuestra entrevista,
que guarde el secreto de lo que alli hicimos.
Yo quiero un momento, que tu me concedas
tan solo un instante a solas conmigo.
¡La vida es tan larga!... Tiene tantas horas...,
y es una tan solo lo que yo te pido.
No guardes temores de que se divulgue
que hayas antendio mis insistentes suplicas,
solamente el cielo, que es mundo testigo,
ha de vernos juntos.
¡Solamente el cielo te verá conmigo!
y yo, por mi parte, me has concedido,
y me ire muy lejos, lejos de tu vida
y de tu camino; y no habra sospechas
de ese gran momento que juntos vivimos...

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir