Andrea (poema) Otro poema mío de la época del colegio. Recuerdo sus ojos verdes, recuerdo su rizado y rojizo cabello... Recuerdo también que estaba deprim...

Andrea (poema)

Otro poema mío de la época del colegio. Recuerdo sus ojos verdes, recuerdo su rizado y rojizo cabello... Recuerdo también que estaba deprimido cuando escribí estas líneas. Y también que gustaba esta chica, pero nunca pude acercarme a decírselo por mi timidez y recuerdo también que por eso, en alguna ocasión se me escaparon lágrimas que disimuladamente enjugaba con mi –en aquella época– omnipresente pañuelo.

Yo entraba al colegio por la siesta, la veía al pasar y me parecía como si estuviera viendo todo luminoso el lugar. Y, sentado en un banco yo simplemente escribía.

El nombre del poema no necesariamente es el de a quien iba dirigido, por lo que si alguien hurgara en mi pasado quizá no la encuentre, o tal vez sí pero con otro nombre, eso sí, de tres sílabas. Pero mejor lo dejo para el misterio.

Andrea

Luz esquiva y fugaz de lalida siesta
es Andrea que se aleja quedándome tan vacío...
pero cuando regresa, todo se vuelve fiesta!
como las undísonas olas de un caudaloso río.

Su mirada divina de luz de esmeralda
incendiando los dedos de sea de la brisa,
congelando de envidia al sol en su espalda
también las flores envidian su bella sonrisa.

Esa sonrisa de sus labios de ambroa
y su suave piel de pétalos de azucena,
aroma de azahar que mi alma ansía
poder sentir, es su alma dulce y serena.