Autorretrato

Un autorretrato es una representación de un artista, dibujada, pintada, fotografiada, o esculpida por el artista. A pesar de que artistas ya han hecho autorretratos desde los primeros tiempos, no es hasta el Renacimiento a mediados del siglo XV que los artistas pueden ser frecuentemente identificados representándose a sí mismos como el tema principal o como personajes importantes en su trabajo.

El autorretrato es uno de los ejercicios de análisis más profundos que puede hacer un artista ya que implica examinarse el rotro y conocerse hasta tal punto que la expresión que tenga en ese momento se traduzca en la obra que aborda, aunque no necesariamente implica un género realista.
Imagen: Kyle Ron
Vista en: Google+ de Alexa Dosk

Semáforo


Video
[Ver vídeo]

SEMÁFORO
Cortometraje Paraguayo
Dirección y guión original: Tania Cattebeke
Cámara y dirección de fotografía: Francisco Riera
Edición: Tania Cattebeke - Rigo Mazacotte
Protagonistas: Sebastián Giménez - Silvana Martínez

'El Grito' de Edvard Munch (versión animada)

Una animación basada de la obra expresionista 'El Grito' de Edvard Munch

«Paseaba por un sendero con dos amigos - el sol se puso - de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio - sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad - mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.» -Edvard Munch, 1893
Ver también: El grito: Antes y despúes
via

Vivir así es morir de amor

Video
[Ver vídeo]

Vivir así es morir de amor [letra]

Siempre me traiciona la razón y me domina el corazón,
no se luchar contra el amor.

Siempre me voy a enamorar de quien de mi no se enamora,
y es por eso que mi alma llora.

Y ya no puedo más, ya no puedo más, siempre se repite la misma historia.
Y ya no puedo más, ya no puedo más, estoy harto de rodar como una noria.

Vivir así es morir de amor,
por amor tengo el alma herida,
por amor, no quiero mas vida que su vida,
melancolía...

Siempre se apodera de mi ser, mi serenidad se vuelve locura...
y me llena de amargura.
Siempre me voy a enamorar de quien de mi no se enamora
y es por eso que mi alma llora.

Y ya no puedo más, ya no puedo más, siempre se repite la misma historia.
Y ya no puedo más, ya no puedo más, estoy harto de rodar como una noria.


Vivir así es morir de amor,
por amor tengo el alma herida,
por amor, no quiero mas vida que su vida,
melancolía...

Vivir así es morir de amor,
soy mendigo de sus besos,
soy su amigo y quiero ser algo mas que eso,
melancolía...

Por amor tengo el alma herida, por amor...

Basta una cebolla (cuento)

Cebolla estatua¿Conocen ustedes la fábula rusa de la cebolla? Cuenta que un día se murió una mujer que no había hecho en toda su vida otra cosa que odiar a cuantos la rodeaban. Y que su pobre ángel de la guarda estaba consternado porque los demonios, sin esperar siquiera el juicio final la habían arrojado a un lago de fuego en el que esperaban todas aquellas almas que estaban como predestinadas al infierno.

¿Cómo salvar a su protegida? ¿Qué argumentos presentar en el juicio que inclinasen la balanza hasta la salvación?

El ángel buscaba y rebuscaba en la vida de su protegida y no encontraba nada que llevar a su argumentación. Hasta que, por fin, rebuscando y rebuscando se acordó de que un día había dado una cebolla a un pobre. Y así se lo dijo a Dios, cuando empezaba el juicio. Y Dios le dijo: “Muy bien, saca esa cebolla, dile que se agarre a ella y, si así sale del lago, será salvada.”

A pesar de todo…

A pesar de todo yo seguiré amándote, seguiré extrañándote a pesar de todo.

A pesar de que me olvidaste, a pesar de que me borraste de tu vida y de tu mente, vos seguirás en mi mente a pesar de todo.

A pesar de haberme enamorado –como siempre– de quien de mí no se enamora, a pesar de sentirme demasiado solo a esta hora, no estoy [tan] solo porque te tengo en mi corazón a pesar de todo.

A pesar de que nunca me extrañaste, a pesar de que te extraño más que nunca y vos en esta lluvia, extrañás a alguien más, jamás dejé de extrañarte porque estás siempre en mis recuerdos a pesar de todo.

A pesar de que ya no me reconocés, te seguiré reconociendo en cada cosa maravillosa de esta vida, en cada gota de rocío, en aquel triste arcoíris que apenas se deja ver, en la luminosidad sempiterna de tu rostro y en tu lejanía… a pesar de todo.

Y a pesar de que cada suspiro mío evoque tu presencia y lo único presente sea tu tristísima ausencia, con cada lágrima que acompaña a cada suspiro vendrá cristalina la dulce melodía de tu voz, que se libera con cada gota que brota de mis recuerdos tuyos, y a pesar de tu rechazo y a pesar de que me tortura este dolor, no creo que nadie pueda cambiar lo que siempre ha de ser amor a pesar de todo…

¿Timidez amorosa?

La timidez amorosa (love-shyness) es el término utilizado por el científico conductual, psicólogo y profesor Brian G. Gilmartin para describir un tipo específico de timidez crónica severa en la cual la persona tímida encuentra difícil mostrarse asertiva en situaciones informales que involucren potenciales parejas romáticas o sexuales. Implica un grado de inhibición y reticencia tal que es suficientemente grave como para impedir la participación de la misma en roles tales como noviazgo, matrimonio y familia.

Así un varón heterosexual con timidez amorosa tendrá problemas al iniciar conversaciones con mujeres debido a fuertes sentimientos de ansiedad y que por lo normal (prácticamente por definición) no tienen contacto social informal con mujeres.

Gilmartin apunta que a los hombres con timidez amorosa frecuentemente se les toma por homosexuales, por su aparente falta de interés en las mujeres y que muchos varones heterosexuales con timidez amorosa no están interesados en entablar amistad con otros hombres.

Esto, junto a su falta de éxito para iniciar contacto con mujeres, les causa sentimientos de soledad, alienación y hasta depresión.

Aunque la timidez amorosa no está reconocida como desorden mental por la OMS comparte algunas características con desórdenes mentales comúnmente reconocidos, similares a los que padecen la gente con transtorno de la personalidad de evitación, normalmente evitando oportunidades para el contacto social. Además, este impedimiento en las interacciones sociales posee cierta similitud con los síntomas del sindrome de Asperger o del desorden pragmático semántico. Más información.

You don't talk much, do you?
–Vos no hablás mucho, ¿verdad?
A continuación una conversación ficticia con un joven con posibles síntomas de timidez amorosa. Comienza hablando el muchacho.

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir