Quiero irme lejos

Quiero irme lejos. Siempre digo esa frase cuando me estoy por ahogar en un mar de tristeza, cuando ya nada me importa, cuando quiero huir del dolor.

Quiero irme lejos. Y me fui lejos. Más de mil quinientos quilómetros. ¿Y el dolor? Bien gracias, sigue igual. Sigue ahí atornillándose en mi alma.

La verdad ya no me importa lo que piensen de mí. Sólo estoy ejerciendo en puño y letra o ¿en tecla y clics? lo que siento, haciendo realidad el título de este blog: Catarsis = Descarga emocional. Y lo de Heurística también, pues quien sabe si es o no es esto simplemente un cuento chino, un invento y nada más... (?)

Y me ganó el dolor...

Y llovía a cántaros esa noche… Una película por televisión, una película de guerra. “Voy a tener todo pesadilla si seguimos viendo esto” le dije a mi hermana quien estaba sentada junto a mí frente al aparato. “¿Cambio?”, le pregunté. En otros canales publicidad, publicidad, publicidad, noticiero. El “zócalo” de la noticia decía algo así: “Otros 9 paraguayos retornan de Japón”.

Me… me parece conocida… La de atrás… yo…

Y “le pasaron el micrófono”, y habló…

Era ella.

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir