No estaba muerto, andaba de parranda... Al ritmo de aquella canción cuyo estribillo dice algo así como ♫no estaba muerto, andaba de parranda♪ retomo las riendas de este mi blog ta...

No estaba muerto, andaba de parranda...

Al ritmo de aquella canción cuyo estribillo dice algo así como ♫no estaba muerto, andaba de parranda♪ retomo las riendas de este mi blog tan querido que lo tenía ya un mes ahí sobre la digital mesa de la nube intangible de unos, ceros y bits...

Digamos que ando un poco presionado últimamente, más que de parranda.

Entre los estudios (que ahora estoy en el tema de Flash, pero ¡cómo odio el Flash!, es que no le agarro la onda), el bendito síndrome post-abstinencia, los cambios de humor (que ndaje tiene que ver con el cambio de estación), aquel accidente que me dejó con las ganas en el suelo, y las miles de cosas que tengo en la cabeza están haciendo estragos a mi tiempo.

Más bien diría que tengo tiempo pero no lo sé administrar bien, o algo así.

Además tengo preguntas casi tontas que rondan en mi mente, como por ejemplo, eso de ¿qué es exactamente un blog, será que puede ser igual a un diario personal? o ¿qué tanto me expongo si cuento cosas tan íntimas?

Y entre las preguntas que vienen y me noquean está la de ¿sobre qué hablar, qué temas tratar?

Claro que inmediatamente viene una vocecita que me dice:
>De lo que sea, viejo, de lo que sea. Es un blog personal, podés hablar de lo que te cante el [censored]

Y otra voz con acento tipo centroamericano interrumpe diciendo "¡pero no sólo es eso, chico!"

Y sí. Hay otras cosas. También está el tema de las visitas, los comentarios...
>Hola, ¿hay alguien ahí?

¿Será que escribo al santo cohete (o como diría alguno), al pedísimo?

Es que hay veces que al Analytics no le quiero ni mirar, jaja.

Bueno, ya sé que a veces escribo hasta barrabasadas. Pero, como dije ya un par de veces, salen del corazón.

Aunque tardo mucho en escribir ya que soy muy, muy detallista y a veces no me gusta como va quedando la cosa... como esta entrada... :S

Este post era sólo para anunciar que sigo vivo pero, sólo que al decir del mariachi ya la fregué...

¿Cómo saber si estoy vivo?
Fácil, enviándome un email.

En la esquina superior izquierda hay un pequeño icono de un sobre con la palabra "contactarme" a su lado. Si entrás ahí te va a salir una página con montones de letras a la derecha y un cuadro con cinco a la izquierda. En la derecha elegís al que más se le parezca al de la izquierda y listo.

O sino entrá acá y escribí el captcha y dale Enter.

¿Pero por qué cuernos tanto protocolo para mostrar una simple dirección de email? Me preguntarás.
¿La palabra "Spam" te dice algo?

Otra forma es mandarme un DM vía Twitter.
¿Por qué? Los DMs me llegan a mi correo. Y siempre, siempre reviso mi correo. Edito: (configuré para que me lleguen también directo al celular)

O simplemente ir a mi perfil y calcular cuánto tiempo ha pasado desde que twitteé por última vez. Si pasó más de una semana o dos entonces... hendy kabaju resa

Incluso quizá quieras revisar mi Tumblr, (ahí suelo publicar algunas cosas de vez en cuando).

También me podés llamarme o enviarme un SMS a mi celular (revisá el "Acerca de"). De ahí a que te conteste ya es otra cosa. Mejor un mensaje de texto. Pero decí quien y de donde sos! :P

Este blog al igual que el otro está vivo todavía. Y seguirá vivo porque es mi precious :)

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir