¿El mes mas triste del año? De diciembre pueden decir que es un mes de fiestas y festejos, de alegría y regocijo... Pero lo cierto es que para muchísimas personas, este...

¿El mes mas triste del año?

De diciembre pueden decir que es un mes de fiestas y festejos, de alegría y regocijo... Pero lo cierto es que para muchísimas personas, este mes es el más triste del año.


Sólo hay que fijarse en algunos, cuyas caras tristes nos recuerdan la depresión que llevan encima...

Depresión... ese mal casi innombrable, casi pandémico.

Diciembre como que desata la tristeza en muchas personas. La soledad es más que latente en estas "fiestas".

¿Cuánta gente pasa sola, triste, estos días? Quién sabe.

Se supone que debe ser un mes feliz, porque, ¿que más felicidad puede traer que el recuerdo de un nacimiento, un cumpleaños tan importante como el del mismísimo hijo de Dios?

Pero el consumismo de estas festividades hace que la gente se aleje; se aleje de Dios y de su familia.

Que falta la sidra y chanchito, que no hay plata ni para un pollo asado, que falta dinero para los regalos, que el clericó está muy aguado este año.

¿Cuántos son los que se preocupan más por la cena o por los fuegos artificiales que por pasarla juntos, en familia?

La familia es importante, más importante que que el chipá guazú o que los chorizos. Más importante que los regalos es pasarla en familia.

En estas fechas, muchos sienten la soledad como un saco de plomo sobre sus espaldas. Invitale a comer, dale un abrazo, hacele sentir al que está cerca a tu lado, el real significado de la navidad.

La navidad no son los regalos, la navidad son las palabras de aliento a un hijo, o a una madre.

La navidad es un abrazo, un beso, una señal de cariño, pequeña como una lágrima pero fuerte como ninguna otra cosa en el mundo.

Esta navidad, pasala en familia. Busca a los tuyos y deciles: Feliz Navidad.

Pero que esa felicitación no salga sino de tu mismísimo corazón, que eso es lo que importa.

Porque lo importante es lo que se siente en el corazón, más que las palabras, más que los regalos...

Seguí este blog

Con tu lector de feeds: Suscribirse


En Twitter: @CatarsisH

Seguir al autor en las redes

Seguir